VISITAS DESDE 11-11-2009

Visit http://www.ipligence.com

EN LINEA

NOTICIAS

TWITTER

AUDIO RADIO GIGANTE

domingo, 31 de mayo de 2009

OTTON SOLIS GANO ELECCION EN EL PAC

El economista Ottón Solís ganó las elecciones internas del principal partido de oposición en Costa Rica, el Partido Acción Ciudadana (PAC), y será candidato presidencial en los comicios generales previstos para el 7 de febrero de 2010.

Con el 68% de los centros de votación contabilizados, Solís se imponía con 71% de los votos a sus contendores Epsy Campbell (18%) y Román Macaya (9%), según cifras del tribunal de elecciones del PAC.

Solís proclamó su victoria en un discurso pronunciado en la sede partidaria e hizo un llamado a la unidad de la agrupación, que tendrá que preparse para una dura campaña de siete meses en la que su principal contendor será el gobernante Partido Liberación Nacional (PLN), según indican las encuestas.

Esta será la tercera ocasión en que Solís se postula a la Presidencia, que estuvo cerca de alcanzar en 2006, cuando perdió frente al actual presidente Oscar Arias por el 1% de los votos.

Solís, un economista de 55 años, inició su carrera política en el PLN, del cual se separó a finales de la década pasada por considerar que los dirigentes de la organización habían abandonado la ideología socialdemócrata original y abrazado un "neoliberalismo rampante".

En el primer gobierno del presidente Oscar Arias (1986-1990) fue ministro de Planificación, cargo al que renunció por oponerse a políticas de corte neoliberal que empezaban a tomar cuerpo en el Estado costarricense.

También ha sido diputado, consultor económico y profesor universitario.

En 2001 fundó el Partido Acción Ciudadana (PAC) en el cual se aglutinan sectores socialdemócratas separados del PLN y de izquierda moderada, que propugnan por un Estado participante en sectores estratégicos de la economía y con una clara inclinación social.

El candidato opositor ha sido un abanderado en la lucha contra la corrupción y propugna un Estado eficiente, en que los altos cargos administrativos se asignen por competencia profesional y no por afinidad política.